Los salarios son un factor  primordial en las condiciones de trabajo y empleo en las empresas. Dado que se trata de un costo para los empleadores y de la principal fuente de ingresos de los trabajadores, los salarios pueden ser objeto de conflictos y se han convertido en uno de los principales temas de las negociaciones colectivas en todo el mundo. Dando al  mismo tiempo situaciones de discriminación y privación si no se les garantiza a los trabajadores un nivel mínimo que sea digno.

El Artículo 82 de la Ley Federal del Trabajo nos menciona que el salario  es la retribución que debe pagar el patrón al trabajador por su trabajo.

Integración de salarios

El salario se integra con los pagos hechos en efectivo por cuota diaria, gratificaciones, percepciones, habitación, primas, comisiones, prestaciones en especie y cualquiera otra cantidad o prestación que se entregue al trabajador por su trabajo.

TIPOS DE SALARIOS:

En dinero o especie: en dinero, debe estipularse en moneda nacional, en caso de ser moneda nacional, el trabajador puede exigir su equivalente en moneda nacional. El salario en especie es toda aquella parte de remuneración ordinaria y permanente que el trabajador reciba en compensación del servicio.

Ordinario o extraordinario:

El salario ordinario es el que recibe el trabajador como equivalente por sus servicios prestados dentro de una jornada ordinaria de trabajo.

El salario extraordinario es la remuneración del trabajo ejecutado en días de descanso obligatorio o de horas extras o suplementarias trabajadas.

El salario puede fijarse por unidad de tiempo, por unidad de obra, por comisión, a precio alzado o de cualquier otra manera.

Tratándose de salario por unidad de tiempo, se establecerá específicamente esa naturaleza. El trabajador y el patrón podrán convenir el monto, siempre que se trate de un salario remunerador, así como el pago por cada hora de prestación de servicio, siempre y cuando no se exceda la jornada máxima legal y se respeten los derechos laborales y de seguridad social que correspondan a la plaza de que se trate.

El ingreso que perciban los trabajadores por esta modalidad, en ningún caso será inferior al que corresponda a una jornada diaria. Cuando el salario se fije por unidad de obra, además de especificarse la naturaleza de ésta, se hará constar la cantidad y calidad del material, el estado de la herramienta y útiles que el patrón, en su caso, proporcione para ejecutar la obra, y el tiempo por el que los pondrá a disposición del trabajador, sin que pueda exigir cantidad alguna por concepto del desgaste natural que sufra la herramienta como consecuencia del trabajo.