Son los accidentes o enfermedades que están expuestos los trabajadores por la ejecución de alguna actividad relacionada al trabajo o entorno laboral, o aquel que pudiera ocurrir al trasladarse a su domicilio o al centro de trabajo o viceversa, el seguro de riegos protege al trabajador y a los beneficiarios, en caso que el asegurado tenga como consecuencia la muerte. La calificación de los riesgos la realiza el IMSS, todos los riesgos de trabajo son atribuidos al patrón, por culpa grave puede incrementarse hasta un 25% y se cobra al patrón vía capital constitutivo.

Consecuencias

  • Incapacidad temporal.- pérdida de facultades por un cierto tiempo, en el cual caso se pagará un subsidio del 100% del salario base de cotización durante un año máximo, ya sea en pensión provisional, pensión definitiva de incapacidad permanente parcial, disminución de facultades para trabajar
  • Incapacidad permanente.- imposibilidad total para desempeñar cualquier trabajo.

Las empresas en México tienen una clase de riesgo de trabajo en base a la actividad que realizan y deben registrarse al IMSS cuando cambian de actividad conforme al catálogo de actividades la clase I es riesgo ordinario de vida (0.54355%), clase II riesgo bajo (1.13065%), clase III riesgo medio (2.59840%), clase IV riesgo alto (4.65325%), clase V riesgo máximo (7.58875%),

Clasificación de las empresas

Empresas con trabajadores propios: con una actividad o con dos o más actividades en cual se tomará en consideración la actividad predominante, que de acuerdo con la jurisprudencia firme es en base al número de trabajadores y de donde se obtengan mayores ingresos.

Las Empresas que proporcionan personal a otras empresas, la clasificación es por actividad no por puesto.

Empresas que prestan servicios a otras empresas: en propias instalaciones en este caso se toma la actividad que le corresponda a la misma o en instalaciones de las otras empresas donde prestan el servicio en cuyo caso deben quedar clasificados de acuerdo a la actividad más riesgos a que desarrollen sus trabajadores.

Para rectificar la clase de riesgo de las empresas el procedimiento del IMSS inicia con una primera invitación, después otra invitación para concluir con un acto de fiscalización que podría ser visita domiciliaria o revisión de gabinete según el caso lo requiera.