¿Qué es el Reparto de Utilidades (PTU)?

Es un derecho Constitucional que se otorga al trabajador para que participe de las utilidades generadas por la empresa durante el ejercicio que declara.  Para llegar a la cantidad que se entregara a cada trabajador se toma en cuenta su sueldo y los días que trabajo durante ese periodo.

Cada año, los patrones que obtuvieron utilidad durante el ejercicio conforme a la LISR, tienen la obligación de realizar el reparto a los trabajadores que directamente contribuyeron para la obtención de dichos ingresos.

Para llevar esto a cabo es necesario que la empresa obligada haya presentado su declaración de ISR del ejercicio inmediato anterior; y sobre la utilidad determinada en esta hacer el reparto de las utilidades, salvo que la empresa este parcial o totalmente exenta de hacerlo.

Siguiendo con el procedimiento se debe tomar en consideración a todos los trabajadores, aun si no son de planta, solo deben haber cumplido con al menos 60 días de trabajo continuos o discontinuos del ejercicio a repartir a excepción de los Trabajadores Domésticos, Eventuales con menos de 60 días de trabajo, Directores, Administradores, Gerentes Generales y Socios o Accionistas de la Empresa.

El objetivo de derecho del trabajador a recibir el PTU es lograr un balance entre el trabajo y el capital, reconociendo la fuerza del primero y de esta manera contribuir con la mejora en el nivel económico de los trabajadores y  sus familias, aumentando así la productividad.

Esta obligación hace equitativo el hecho de que un trabajador reciba una parte de las utilidades de la empresa en la que contribuyo directamente para su obtención, así es como se logra el equilibrio antes mencionado.

 ¿Cuándo debe llevarse a cabo el Reparto de Utilidades?

La obligación debe cumplirse a más tardar 60 días después de haber presentado su declaración anual, siendo así en Mayo para las Personas Morales y en Junio para las Personas Físicas. Los empleadores deben entregar al Representante de los trabajadores una copia de la declaración en donde se señala el monto que resulto a repartir.

Los trabajadores tienen un año a partir de la fecha límite en que se lleve a cabo el reparto de utilidades para hacer exigible su participación aun si tu contrato es determinado, por obra o bien si ya no trabajas ahí.

Señalando por último y no por eso más importante, recordamos al Patrón que existen sanciones por no cumplir con esta obligación como son: multas de hasta 5000 veces el Salario Mínimo General Vigente en el Distrito Federal.